Buscar
  • LatamLab

Design Thinking para movilizar

La herramienta de diseño, creatividad e innovación tiene un amplio alcance. Desde el LatamLab la usamos para acompañar campañas y hemos aprendido que son muchas las organizaciones en todo el mundo que ya entendieron las virtudes del Design Thinkig para pensar sus campañas de impacto social. En una serie de posts iremos contando acerca de esta metodología para que te vayas animando a integrarla en el diseño de tus campañas, si aun no lo haces.



¿Qué es el Design thinking?

El design thinking es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de la gente. Es un método que proviene del campo del diseño y que se empezó a usar exitosamente en el mundo corporativo para resolver problemas difíciles con nuevas perspectivas. Apple, Google, Ikea, Airbnb son algunas de las grandes empresas que lo aplican exitosamente.


El mundo cambia permanentemente, la tecnología avanza a pasos agigantados, el acceso a la información y al conocimiento se expande y las grandes compañías deben enfrentar desafíos nuevos, desconocidos tiempos atrás. Los modelos tradicionales, centrados en el análisis de grandes volúmenes de datos y en la investigación de mercado ya no resultan útiles para generar ideas innovadoras en un mundo tan vertiginoso y se vuelve necesario aplicar una metodología más flexible y dinámica.


¿Por qué diseño centrado en las personas?

El design thinking es una metodología que se centra en la gente. Al poner en primer lugar a una persona y tener en cuenta sus necesidades reales, se crean mejores servicios, productos y procesos.


La empatía es uno de los pilares y resulta fundamental “ponerse en los zapatos del usuario” para poder comprenderlo. Se trata de enfocarse en primer lugar en las personas y luego compatibilizar lo deseable desde el punto de vista humano con los que es tecnológicamente posible y económicamente viable.


El design thinking es también un proceso de trabajo colectivo y colaborativo, que pone en valor la capacidad de cada persona de aportar su singularidad y dar valor. Se trabaja en equipo y cuanto más diversos sean éstos, mejor será.


Los pilares del Design Thinking

Si bien no es un proceso estrictamente lineal, el design thinking presenta una serie de pasos sugeridos para lograr diseñar soluciones innovadoras. Es un proceso que supone que no hay una única solución para un problema, sino que se trata de explorar, diseñar y probar posibles soluciones. Al poner en práctica estos pasos, no solo se logra una mejor comprensión del tema en cuestión, sino que también se llega a la mejor solución posible, garantizada a través de la repetición de esas etapas hasta el modelo más aceptado por la

persona. Se trata de un proceso de experimentación y de aprendizaje al mismo tiempo.


Los pasos son los siguientes:


EMPATIZAR: Se trata de comprender los problemas y las necesidades de las personas para

las cuales se quiere lograr una solución.


DEFINIR: Se trata de enunciar a partir de la información recopilada en la fase de empatía las

ideas que aportan valor y permite alcanzar nuevas perspectivas.


IDEAR: Se trata de generar ideas a través de actividades que favorecen el pensamiento

expansivo y dejan volar la imaginación.


PROTOTIPAR: Se trata de bajar a la realidad las ideas de la etapa anterior, generar modelos

y visualizar posibles soluciones teniendo en cuenta qué elementos hay que mejorar o refinar

para llegar al resultado deseado.


PONER A PRUEBA: Se trata de probar los prototipos con las personas implicadas en la

solución que estemos desarrollando. Esta fase es fundamental ya que ayuda a identificar

mejoras significativas y fallas a resolver.


¿Design Thinking sirve entonces para Campañas Sociales?

La eficacia de la metodología del Design Thinking hizo que su aplicación se extendiera más

allá del mundo corporativo. Hoy en día hay muchas ONG’s que han comenzado a aplicar

esta metodología para desarrollar sus proyectos ya que es una herramienta muy útil para

lograr formular preguntas nuevas para resolver viejos problemas y para destrabar nuestras

limitaciones y poder ver con otros ojos.


Lograr el cambio social es un gran desafío que requiere de innovación y flexibilidad y con

esta metodología podemos acceder a herramientas valiosas a la hora de planificar y

desarrollar campañas sociales. Centrándonos en las personas a la que queremos involucrar,

empatizando con ellas, podemos idear proyectos nuevos y generar historias impactantes,

que logren conectar a la gente con los propósitos de nuestras ONG de forma activa y

sostenida en el tiempo. No se trata solo de dar cifras o datos duros para lograr la

participación ciudadana, sino de comprender a la gente, sus posibilidades, perspectivas,

deseos y así lograr una conexión profunda.


Yael

LatamLab



Fuentes

http://www.designthinking.es


https://www.business2community.com/marketing/design-thinking-powerful-marketing-campaigns-02018153


https://www.forbes.com/sites/taitran/2018/04/26/three-ways-to-infuse-design-thinking-into-your-marketing-and-storytelling/#386725936db8


https://www.ideou.com/products/es-hello-design-thinking-espanol?gclid=Cj0KCQjwiILsBRCGARIsAHKQWLMticaCIKcdBBzjlLaORQOf0dNDLGg7vmEDFj2Zt_P3zR8cNExK7o4aAuS9EALw_wcB

19 vistas